Vale, esta semana pensabamos continuar con los artículos sobre modificación de motores, pero el día 24 salió la nueva línea de Harley Davidson para 2018 y como a casi todo el mundo nos han dejado flipando (y no en el buen sentido).

Alguien debería darle una toba en la frente al jefe de marketing en HD. ¿Recordáis las ideas que propusimos para que Harley se adaptara a las nuevas demandas del mercado? Una moto más ligera, manejable, fácil de modificar, o quizá una variante más económica sobre modelos ya establecidos que esté pensada para la customización.

Resulta que han ido en la dirección completamente opuesta. Han sacado una línea de motos más caras, más macarras y mucho más difíciles de customizar. Básicamente se han cubierto de gloria y esperamos equivocarnos, pero el tiempo dirá si salen del agujero o profundizan más en el mismo. 

La idea para 2018 debe ser que solo conduzcan Harleys los abogados, los dentistas y las celebrities. Al currito medio que le den. No sé si habéis visto la manera en que revelaron su línea de nuevas motos para 2018, pero les salió el tiro por la culata.

La idea era cojonuda, regalarlas a fans de la marca y sacar en directo el unboxing.

Las regalaron, si, pero en vez de escoger fans de alguno de los innumerables clubes de Harley que pueblan el mundo entero y que habrían sabido apreciar hasta la última tuerca, decidieron dárselas a famosillos que se las podrían comprar con la calderilla que tienen entre los cojines del sofá. Los que la obtuvieron, demostraron más bien poco interés y fue un poco forzado el asunto. De hecho, le dieron una a Jason Momoa y en pleno video en directo, decidió pintarla con un espray negro porque era “demasiado brillante” (ejemplo claro de un tío muy agradecido).

Hablemos de lo que no nos gusta, lo que sí nos gusta, y lo que no sabemos si nos gusta: harley-davidson softail frame, milwaukee-eight engine, Showa Shocks

  • No nos gusta: La designación Dyna ha muerto oficialmente, y se ha fusionado con las Softail gracias a la nueva suspensión trasera monoshock que han sacado este 2018. Seguro que la nueva suspensión es muy buena y mejora la conducción, pero han eliminado de un plumazo todas las posibilidades de modificación que brinda el mercado aftermarket.
  • Sí nos gusta: El nuevo motor Milwaukee-Eight V-twin  107/114. A pesar de tener refrigeración líquida, el radiador está mucho mejor integrado en el chasis que en los nuevos motores Indian. Estéticamente es muy bonito y es un motor de 8 válvulas con refrigeración liquida en cabeza que según dicen es muy alegre y responde muy bien a las necesidades.
  • No sabemos si nos gusta: El sistema de aceite de los nuevos motores Harley ya no es de carter seco. Elimina la necesidad de depósito de aceite separado e integra el grupo de cambio en el motor. Una vez más, se pierden todas las posibilidades de customización que brindaban los antiguos motores refrigerados por aire, pero puede que sea un sistema más fiable y compacto.

Estéticamente no sabemos por donde coger los nuevos modelos. MBK - Harley-Davidson-Softail-Fat-Boy-2018-17

¿Habéis visto la nueva Fat Bob 114? Es como todo, para gustos hay colores, pero ese faro delantero es más feo que pegarle a un padre con un calcetín sudao. ¿Y qué me decís de la Breakout y la Fatboy? Parece que creen que seguimos en 2003, cuando las ruedas traseras enormes estaban a la moda. Si te metes con esos cacharros en cualquier carretera europea que no sea una autovía, te van a sudar hasta las pestañas. 

Sí que nos gustan en cambio los modelos más clásicos como la Softail Deluxe de 2018. Tiene un diseño clásico y limpio con líneas más depuradas y se podrían hacer cosas curiosas con algunas modificaciones, pero por 23.000€ no nos gusta tanto. 

En fin, si te sobran entorno a 20.000€, conduces tu burra en línea recta y te gustan las motos que parecen una caricatura, pues supongo que los modelos de 2018 te van a encantar.

Nosotros creemos que es un verdadero error si apuntan al sector demográfico  de entre 20 y 37 años (millenial), que es lo que llevan intentando ya un tiempo. Por nuestra parte haremos lo que Harley esperaba evitar. Por menos de la mitad de precio que piden por una de estas, compraremos una de segunda mano más bonita y la modificaremos a capricho.

Deja tu Comentario

WordPress Lightbox Plugin