Pintar una moto. Muchos estilos y posibilidades. Acabamos de terminar la BMW R100T  y estamos en proceso de pintar la preciosa Yamaha SR250. Estilos diferentes y acercamientos diferentes a la pintura, que os relataremos a lo largo de sucesivos posts.

A la hora de modificar o restaurar una moto, una de las cosas más vistosas que se debe hacer es retocar la pintura. Puedes haber dejado el interior de tu motor nuevo y los frenos y suspensiones perfectos, que si el exterior de la moto está viejo o descuidado…no va a hacer que nadie gire la cabeza. Un buen trabajo de pintura puede hacerse a la totalidad de la moto o a ciertos elementos que capturan más el ojo (como pueda ser el depósito).

En el coste de la pintura de motos como en muchas otras cosas,  en el cielo está el límite. Desde 100€ a precio de amigo para pintar un depósito, pasando por 500 o 600€ para pintar las piezas (desmontadas) de una moto, hasta varios miles por una restauración completa con calidad de museo. Pero si tienes compresor y pistola, ya estamos hablando de 100€ para pintar una moto entera con calidad profesional. 

El enfoque de Terra Incognita es y será siempre DIY (Do it yourself o…hazlo tu mismo) y como tal, queremos daros unas pautas para que aquel que tenga más paciencia que bolsillo, pueda disfrutar de una moto con un trabajo de pintura de calidad profesional y hecho en casa. No hay nada como sentirse orgulloso de conocer cada tornillo, cada imperfección de tu misil de carretera, y eso es lo que nosotros defendemos.

Para esto necesitaréis garaje (o similar) con un espacio libre de polvo y viento, o una habitación de casa, un extractor y una pareja extremadamente comprensiva.

También necesitaréis un compresor y una pistola de pintura. Se puede hacer con espráis, si, pero es infinitamente más difícil que de ahí salga algo con calidad notable (yo los he usado, pero para determinadas piezas pequeñas).

No os queremos engañar, pintar una moto no es fácil. Podemos daros todas las pautas, pero hace falta mucha maña y tanta paciencia como lija de agua para que quede algo realmente extraordinario. Si es tu primera vez…pasa de gráficos complejos, pinturas multicolores y tías en bolas en el depósito. No es por coartar tu iniciativa, te entiendo perfectamente, pero es que eso no le sale a nadie a la primera.

Para la primera vez hay que centrarse en una combinación de colores clásica y sencilla. Esto no implica que tenga que ser aburrida o colores mal conjuntados. Si buceáis en internet, encontraréis combinaciones de colores simples que hacen motos ganadoras de concurso.

Un color como el negro que es una apuesta segura para el chasis, combina perfectamente con todos los colores, y es también perfecto para otras áreas como tapas laterales y guardabarros. Siempre podréis dar el toque de color en el depósito o en una combinación de depósito, colín y coco del faro, para hacer una combinación que dentro de su simplicidad sea muy elegante. 

Tenéis que tener claro que la elección de pintura de la moto es un elemento más dentro del conjunto, pero no es el más importante. En mi caso yo doy mayor importancia al motor y al metal pulido, por eso es el centro de mis modificaciones. La elección de color pasa a ser el elemento que redondea el proyecto, pero no desvía la atención de la magnificencia mecánica de la planta de potencia y sus adminículos.

En esta primera entrada sobre la pintura de motos, quiero centrarme en el chasis. Si te has metido en serio a modificar tu moto y has dejado el chasis limpio de piezas, eres una leyenda y tendrás un camino mucho más fácil. Este es el procedimiento que hemos seguido con la SR250. Recuerda tener cuidado al montar el motor en tu chasis recién pintado, y cuenta con que fastidiarás un poco la pintura, pero no entres en pánico. No hay nada que no se pueda repasar una vez lo tengas todo montado. 

El 90% de la gente que carece de conocimientos suficientes, o simplemente no se quiere meter en un arenal de ese calibre, lo que hará es dejar lo imprescindible (motor, basculante, tija delantera con frontal, ruedas y pata de cabra o center stand) y enmascararlo. Ese es el procedimiento que nosotros seguimos con la R100, ya que no queríamos sacar el motor (por pereza, básicamente). Quitamos suficientes piezas como para poder pintar sin problemas después de enmascarar.

Compraos varios rollos de cinta de carrocero y un rollo de plástico de embalar. Con paciencia, cubrid todo lo que no deseéis pintar de negro y no seáis ansiosos. Tomaos vuestro tiempo cubriendo tornillos y piezas, ya que un buen enmascarado bien fino y ajustado, hará que podáis pintar el chasis sin miedo dejando un acabado perfecto.  

En cuanto a la pintura…

Desde hace unos años, está la moda de pintar el chasis con pintura electrostática y un horno. Este método tiene la ventaja de que proporciona a la pintura una alta resistencia a roces y arañazos.

Yo lo veo innecesario y a mi personalmente no me gusta por varias razones.  Lo primero es que suele dejar un acabado satinado y no brillante, requiere arenar el chasis y mandarlo a pintar a un profesional ($$$) y además si quieres quitar la pintura o cambiarla, es un autentico coñazo. Es un buen método si esperas hacer una moto de campo que necesite una pintura resistente, pero para una moto de carretera no es necesario.

Para el chasis, nosotros nos decantamos por la pintura epoxi con catalizador. Yo prefiero las pinturas mono capa con acabado brillante. Deja un acabado espectacular <a brillo espejo> como dice mi padre. Pero como toda pintura, requiere cuidado al ser manejada. Sobre todo al volver a poner el motor, es muy difícil no hacer pequeños desconchones. Tranquilos, con un pincel, un poco de pintura extra y pulimento, se arregla sin problemas.

Quisiera seguir con el artículo pero ya me he pasado de las mil palabras, y se está convirtiendo en una rallada mental, así que la próxima semana publicaré la segunda parte de la pintura de chasis. En ese artículo os hablaré en profundidad de: precios y marcas que usamos, preparación de superficies a pintar, distancias de disparo y ajustes de pistola y compresor que nos parecen óptimos. En fin, todo lo que de verdad marca la diferencia y no se cuenta en los foros.

Deja tu Comentario

WordPress Lightbox Plugin