Hay algo especial en una vieja motocicleta, eso es innegable. Ya de por sí el motociclismo evoca sentimientos de libertad y oportunidades para el espíritu aventurero, pero una moto clásica además cuenta historias. Cada traqueteo, cada desconchón cuentan historias: aventuras con novias pasadas, victorias de carretera, historias de proezas personales, de buenos momentos y de momentos peligrosos al filo de la navaja.

Al hilo de nuestra próxima participación en el Motorbeach, he pensado en escribir sobre las 5 herramientas esenciales que transportar, si quieres salir de festivales o a correr aventuras con tu moto y no quedarte tirado por el camino. Es especialmente necesario para el motorista, que como yo, que tiene gusto por lo clásico y pilota un hierro antiguo, pero incluso con motos modernas, a veces hay que ajustar algo después de unos cuantos km.

Está claro que no podemos transportar todas y cada una de las herramientas necesarias en cada viaje, pero muchas veces, son esos pequeños tornillos sueltos o la falta de poder soltarlos, los que nos van a amargar una salida. Desde perder el guarda cadenas por las vibraciones que sueltan tornillos, a no poder desmontar el asiento para acceder a una batería muerta, son cosas que se pueden arreglar con 5 herramientas esenciales que además no ocupan mucho espacio.

Herramientas esenciales:

  1. Juego de alicates. Los alicates son muy importantes para reparaciones de campo en las que hay que agarrar una tuerca mientras aprietas el tornillo, cortar cables o quitar pasadores en una moto. El arreglo no será definitivo, pero os ayudarán a llegar a casa.
  2. Llaves Allen. Si puedes llevar el juego completo, mejor, pero normalmente en una moto hay tornillos predominantes. Yo mismo uso casi siempre las de 6mm y 8mm, así que como mínimo, coged las predominantes en vuestra moto.
  3. Llaves de cabeza hexagonal. Son especialmente importantes en motos clásicas, e igual que con las llaves Allen, en tu moto habrá tamaños predominantes. Yo suelo usar casi siempre, la 10-11 y la 12-13. Revisa cual es la del drenaje del aceite, por si te tocara cambiarlo y métela también en la mochila.
  4. Destornillador de cabezas intercambiables. Necesitarás cabezas planas y en estrella para apretar tornillos, y muchas veces traen también cabezas Allen, con lo cual podrías eliminar esas las llaves.
  5. Por último y aunque parezca una tontería, una navaja. En España, el uso de la navaja, se asocia a los bandoleros y maleantes, pero si algo me enseñaron haciendo paracaidismo, es que una navaja te puede salvar el pescuezo de muchas maneras. En tu moto, puedes necesitar cortar un tubo de combustible, pelar cables o cortar un trozo de tela de una de tus camisetas para fabricar un filtro de aire improvisado. Es una de esas cosas que no necesitas, hasta que te hacen falta de verdad. Además, valen para hacer unos bocatas cojonudos en el borde de la carretera.

Si no quieres encontrarte como yo, en pleno agosto de la meseta castellana, con un sol de justicia, buscando trozos de metal en el borde de una comarcal para poder apretar los tornillos del guardacadenas (que decidió adelantarme en plena carretera), lo suyo es ir preparado.

Son herramientas simples, que todo el mundo tiene en casa y que no ocupan demasiado. Si ya quieres ser el tío o la tía más pro del planeta, puedes conseguirte multiherramientas como las que tenemos en la tienda y ahorrar espacio en tu mochila.

Artículos Relacionados

Deja tu Comentario

WordPress Lightbox Plugin