Cualquiera puede transformar una moto quitando algunas piezas y atornillando otras, es lo que nosotros defendemos y es lo que queremos demostrar, pero lo que hacen en Valtorón está en otra liga. No hay texto alternativo automático disponible.

Literalmente son escultores de motos. Enfocan sus customizaciones como lo haría un diseñador y un artista; con arcilla, buriles, aluminio fundido y una visión. 

Su estilo podrá gustarte más o menos, pero hay algo en lo que coincide todo el mundo. En cualquier sitio donde aparezca una de sus motos, desde el pureta más pureta, hasta el rocker más heavy se quedan a cuadros con la artesanía de esta gente. El nivel de atención al detalle y la perfección con la que integran todos los elementos de la moto, son espectaculares. Dignos de la oficina de diseño de una gran marca. La imagen puede contener: calzado y exterior

En el Oldies pudimos ver su última creación, “LA IMPETUOSA” y aquí os dejamos algunas fotos para que podáis juzgar por vosotros mismos. Yo creo que la moto habla por sí sola. 

Se está volviendo a ver la recuperación de técnicas artesanales como la fundición de metales en la customización de motos y os mentiría si os digo que no llevo tiempo queriendo darle un tiento al tema. Son procesos complejos para la creación de piezas, pero cuando los dominas puedes hacer cosas como estas, que están a años luz de lo que estamos acostumbrados.

Deja tu Comentario

WordPress Lightbox Plugin