Vientos de cambio azotan Terra Incognita!!

Ha llegado el momento de expandir las operaciones e impulsar el contenido audiovisual de nuestro blog y nuestras redes sociales. Queremos crear contenido que ayude al mecánico de andar por casa a lanzarse a “cacharrear” en su garaje. Que participéis con nosotros de esta pasión por las motos modificadas que compartimos.

Para ello, vamos a profesionalizar nuestro garaje de casa. Creando un espacio funcional, que nos sirva de zona de grabación y pequeño taller casero. Y lo vamos a hacer al estilo DIY (do it yourshelf) que tanto nos gusta.

Creemos que las mejores ideas siempre han nacido siempre en el cobertizo de casa –mientras tu madre te tiraba la zapatilla por mancharte de aceite de motor los pantalones nuevos- por eso vamos a impulsar este pequeño movimiento que esperamos os inspire a crear.

No hace falta mucho dinero para tener una zona de trabajo en la que dar rienda suelta a la imaginación. Con ciertas herramientas indispensables se pueden fabricar cosas increíbles y desde luego, la recompensa de construir algo con tus propias manos, es algo impagable.

A tal fin, queremos inaugurar una sección de posts denominada “Construcciones de un día” donde fabricaremos pequeñas herramientas que necesitemos y haremos modificaciones ligeras en la moto, que cualquiera puede hacer en una tarde.

1º La barra de luz.

Para comenzar esta sección, hemos querido hacer algo simple y barato, pero con mucha utilidad. Con apenas 30€, hemos construido una barra de luz perfecta para nuestro día a día en el garaje.

Es un foco potente y compacto, que entra en cavidades muy pequeñas, y nos proporciona la iluminación necesaria para trabajar en esos espacios cavernosos y grasientos en los que no somos capaces de ver nada.

El concepto de esta barra de luz, es el de mejorar una vieja lámpara con gancho que teníamos por casa y hacer algo más compacto, potente, que refrigere mejor y que nos permita meterlo bajo nuestro coche o nuestra moto sin ocupar apenas espacio (gracias a su perfil bajo). Básicamente hemos utilizado materiales del siglo XXI para reinventar algo que existe desde que el hombre es hombre y creó la primera rueda iluminándose con una antorcha.

Para ello, y en apenas 3h, hemos utilizado un rollo de led y unos trozos de aluminio para fabricar algo que en su simpleza, versatilidad y estilo industrial es hasta elegante.

Materiales:

  • Tira de led autoadhesiva con protección contra el agua. (x9)
  • Esquinas de aluminio de 10cm X 1,5cm y 1,5mm de espesor. (X2)
  • Tira de aluminio de 100cm X 5cm y 4 mm de espesor. (X2)
  • On/Off switch.
  • Cable fino de color negro.
  • Remaches de 4mm. (X8)

Empezamos por recortar dos piezas de aluminio de 30cm de longitud, de la barra de un metro por 5cm que habíamos comprado. También recortamos 2 piezas de 10cm de la esquina de aluminio.

Taladramos con la broca que viene en la caja de remaches y hacemos 8 agujeros que nos servirán para conformar la estructura principal, remachando las piezas de 30cm con las esquinas de aluminio.

Ahora cortamos los 9 trozos de 25cm de la tira led de 5m que habíamos comprado. En la propia tira, vienen unas secciones específicas para cortar (con el símbolo de unas tijeras). Es muy importante cortar por ahí, ya que están preparadas para soldadura con estaño. En cualquier otro punto de la tira, que no sea un punto de corte, tendremos mucho más complicada la soldadura.

Una vez recortados, levantamos la protección de silicona que se encuentra sobre los puntos de soldadura y la recortamos también, dejándolos expuestos.

Taladramos los agujeros que servirán para el interruptor y el conector.

Limpiamos con alcohol la superficie, pegamos las secciones de la manera que veamos conveniente y ya estamos listos para soldar.

Ahora recortamos pequeños trozos de cable de aproximadamente 2cm para hacer la soldadura en paralelo (positivo con positivo y negativo con negativo). Antes de soldarlos al circuito, los vamos a “estañar”. Les añadimos un poco de estaño en cada extremo, para poder hacer una soldadura de precisión simplemente con colocarlos en su punto de soldadura y aplicar calor.

Pelamos los cables del conector que viene en el kit, soldamos uno de ellos al circuito y el otro a uno de los conectores del interruptor, soldando el otro conector del interruptor al resto del circuito.

Finalmente, para proporcionar un poco de protección contra posibles cortos y los elementos o los líquidos que puedan caerle encima, vamos a proteger las soldaduras con una gota de pegamento térmico, dejando así el circuito totalmente impermeabilizado y seguro.

Y con esto ya tenemos hecha la instalación, ahora ya simplemente es conectarlo a un transformador que viene en el kit y quemarnos las retinas.

El uso del aluminio en este proyecto tiene dos funciones: reducción de peso y aprovechamiento de sus propiedades de conducción térmica. Lo usamos para disipar el calor que da una concentración tan alta de diodos Led en un espacio tan reducido. Si viéramos que aun se calienta demasiado, siempre podremos canibalizar disipadores de calor de aluminio de los que tenemos en ordenadores viejos y pegárselos a la parte trasera.

En pruebas que nosotros hemos hecho, hemos comprobado que un uso continuado de la barra de luz durante un par de horas, la calienta, pero no demasiado. Es posible que si se va a utilizar durante más tiempo, pueda afectar al adhesivo de las tiras de Led y entonces necesitemos añadir disipadores de calor u otros métodos de refrigeración.

Deja tu Comentario

WordPress Lightbox Plugin