En vista de toda la gente que nos pregunta cómo pueden traer al siglo XXI su viejo ‘pepinito’, hemos decidido escribir una serie de artículos ligeros para enfocar al mecánico de andar por casa en la dirección adecuada con su moto antigua.

En este primer artículo, quiero entrar con fuerza. Vamos a atacar lo que más miedo nos da a la mayoría. El sistema eléctrico!!!

Uno de los miedos más comunes de cualquiera que tenga una moto clásica es la intranquilidad de que aparezcan esos malditos gremlins en el sistema eléctrico y nos dejen tirados en cualquier sitio.

Con el tiempo; la corrosión bimetálica y la suciedad en los terminales, las conexiones sueltas, las ‘chapuzillas’ de dueños anteriores y los componentes anticuados, hacen que el sistema eléctrico de nuestra vieja burrita nos pueda jugar malas pasadas.

Lo normal es abrirse una cerveza, coger un voltímetro y limpiador de terminales y ponerse a repasar uno por uno los cables que crees que pueden estar dando problemas. Muchas veces que el fallo es claro y el arreglo es tan simple como limpiar o cambiar ese componente. Pero otras veces no está tan claro, y la disponibilidad de componentes no es la que uno quisiera y entonces nos cagamos en todo.

Para eso, tenemos una solución. Por suerte o por desgracia, estamos en el siglo XXI, y la tecnología permite cosas que hace 15 años eran impensables. ¿Por qué no digitalizamos el sistema?

Imagina que tienes una moto de los 70 con problemas eléctricos intermitentes que ni tu mecánico de confianza consigue encontrar. Una preciosa motocicleta de los años 40 que te gustaría sacar más a menudo, pero de la que no te fías para ir mas lejos que a por el pan. O una moto de campo de los 60 que no tiene ni luces ni intermitentes y que los ‘simpáticos’ de la ITV te obligan a poner para poder pasarla.

Todos esos problemas se podrían solucionar con el mismo sistema. Nuestra M-UNIT fabricada por Motogadget.

Lo sé, lo sé… ahora mismo lo estarás leyendo y pensando que no puedo ser objetivo si la vendemos en la tienda, pero es que nos ha dejado impresionados, y es la que usan todos los grandes constructores custom para restaurar o hacer motocicletas desde cero.

Motorcycle Storehouse B.V.

El modo de empleo no puede ser más simple.

Al atornillar tu M-UNIT al chasis, queda automáticamente conectada a masa, y lo único que tienes que hacer es conectar el terminal positivo al positivo de la batería para tener una centralita digital operativa en tu moto. ¿Simple, verdad?

Como podéis ver, no hace falta andar soldando terminales, ya que el cableado de los mandos se conecta directamente en el lado de IN (entrada) y el que va a intermitentes, bocina, luces, arranque y auxiliares va al de OUT (salida). Tiene testigos luminosos que te indican qué sistemas están operativos y un modelo de reconocimiento de errores centralizado muy intuitivo.

Gracias a el, puedes simplificar el cableado, eliminando esos anticuados relés gigantes y cajas de fusibles voluminosos, ya que tu M-UNIT hace todas esas funciones.

Y en caso de problemas, en vez de tirarte toda la tarde mirando cables, puedes hacer un diagnóstico rápido en el mismo equipo, y si además elegiste el modelo M-UNIT con bluetooth, lo puedes ver desde tu mismo smartphone.

Es una inversión en tranquilidad. Problemas mecánicos pueden ocurrir en carretera, pero suelen ser detectables con antelación si se hace un mantenimiento regular. Con este sistema, tienes un uso de la energía eléctrica optimizado, una probabilidad menor de errores al simplificar todo el mazo de cables, y la tranquilidad de poder ver fallos eléctricos de manera fácil e intuitiva. Yo tengo idea de ponerle uno a mi Sanglas 400e 🙂

Artículos Relacionados

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox Plugin